Tu cartera de bonos para jugar con dinero extra

Cómo elegir el bono de bienvenida más apropiado

Aprende las diferencias entre los distintos bonos de apuestas

 

Un bono de bienvenida es una gratificación que te otorga una casa de apuestas al realizar tu registro. Normalmente, suele ser necesario realizar un depósito para beneficiarse del bono de bienvenida. Como probablemente ya sepas, nadie regala nada en Internet: deberás cumplir algunos requisitos antes de retirar el dinero de tu bono de bienvenida. A continuación te explicamos las características generales de los bonos de bienvenida y cómo elegir el bono más apropiado entre la gran oferta de bonos disponibles.

 

Tipos de bonos de bienvenida

 

Las casas de apuestas ofrecen distintas ofertas para hacer más atractiva su web y diferenciarla del resto. Nosotros como clientes podemos aprovecharnos de esta competencia y obtener fantásticos bonos. En general, las casas de apuestas ofrecen uno de los siguientes productos:

 

  • Bono de bienvenida clásico: se te obsequiará con un porcentaje extra del total que ingreses. Por ejemplo, si una casa de apuestas te ofrece un bono de bienvenida del 100%, significa que si ingresas 50€, ellos añadirán 50€ extra; si ingresas 100€, añadirán, 100€, etc. Normalmente suelen establecer un límite máximo para el bono (usualmente 100€).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Apuesta segura: con este tipo de bono, tu primera apuesta no tiene riesgo. Esto significa que si la pierdes, la casa de apuestas te reintegrará el importe apostado, bien como dinero real o como saldo de bono. El saldo de bono no se puede retirar y una vez se apuesta, se pierde. También suelen establecerse cantidades máximas a devolver. Por ejemplo, imaginemos que una casa de apuestas ofrece una apuesta gratuita del 100% hasta 50€ como oferta de bienvenida, la cual se ingresaría como saldo de bono. Tú apuestas 50€ y pierdes. La casa de apuestas te obsequiará con 50€ como saldo de bono. Estos pueden ser apostados de nuevo, pero sólo obtendrás el beneficio de las ganancias. Por ejemplo, si  apuestas a cuota 1.5 estos 50€ de bono y ganas, obtendrías un total de 25€, y no los 75€ de haber apostado con dinero real.

 

  • Segunda apuesta gratis: se te obsequiará con una apuesta gratis después de la primera. La diferencia de este bono con el anterior es que ahora no importa si tu primera apuesta ha resultado ganadora o no: siempre obtendrás una apuesta extra, en dinero real o de bono.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Cuota mejorada: en ocasiones, las casas de apuestas en lugar de darte dinero directamente, te ofrecen cuotas muy atractivas para tu primera apuesta. Por ejemplo, en un hipotético Real Madrid - Betis de la Primera División española, lo normal es que la cuota para la victoria del Real Madrid sea baja (1.1 por ejemplo). Una casa de apuestas que te ofrezca una cuota mejorada podría ofrecerte una cuota de 4 por la victoria del Madrid. De nuevo, se suele establecer una cantidad máxima a postar a esta cuota.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Bonos mixtos: cualquier combinación de los anteriormente mencionados.

 

  • Otros bonos: por ejemplo, porcentajes extras no sólo con el primer depósito (sino también con el segundo o tercero), la oportunidad de probar sus juegos de casino (tiradas gratis), sorteos de viajes, etc.

 

Factores a tener en cuenta

 

Hay ciertas reglas que las casas de apuestas suelen aplicar con sus ofertas de bienvenida. Lee atentamente los términos y condiciones del bono que escojas, pues cada casa aplicará unas cláusulas distintas. Deberás conocer los siguientes conceptos para poder aprovechar al máximo tu bono:

 

  • Rollover: normalmente, los bonos de bienvenida no pueden ser retirados de inmediato. Se requiere apostar cierta cantidad antes de hacer una extracción de fondos. Esta cantidad se denomina rollover. Imaginemos que te has beneficiado de un bono de 100€, y la casa de apuestas te exige un rollover de 3 sobre el bono obtenido. Esto significa que deberás apostar 300€ antes de retirar fondos. Presta atención a la cantidad sobre la que aplica el rollover: normalmente es sólo el bono, pero también puede ser bono+deposito. Este concepto aparece en cualquier tipo de bono.

 

  • Cuota mínima: en el caso de que tengamos que hacer alguna apuesta para beneficiarnos del bono (bien por ser del tipo "apuesta gratis" o por tener que cumplir requisitos de rollover), se suele establecer una cuota mínima por debajo de la cual las apuestas no se contabilizan para estos requerimientos. Por ejemplo, si el bono de bienvenida de apuesta gratis se otorga sólo si realizamos una primera apuesta a cuota mayor de 1.5, significa que si apostamos a cuota 1.4 no obtendremos ningún bono.

 

  • Tiempo para liberar el bono: muchas veces se establece un limite de tiempo máximo para beneficiarse del bono (normalmente 90 días). Esto aplica a todos los tipos de bono, y la limitación puede aparecer tanto para cumplir los requisitos de rollover como para realizar las apuestas gratuitas (en su caso).

 

  • Mercados calificables. Al igual que en el concepto de "cuota mínima", en ocasiones no todos los mercados son accesibles para cumplir los requisitos del bono. Por ejemplo, una determinada casa de apuestas puede establecer que las apuestas del tipo "hándicap asiático" no califican para los requisitos de liberación del bono. Esto significa que, si apostamos a este mercado, no estaremos reduciendo el rollover, o aplicando para la apuesta gratis, respectivamente.

 

  • Otros requisitos: por ejemplo, cuotas máximas, ganancias máximas retirables, limitación a mercados live, bonos sólo para registros desde el móvil, etc.

 

Cómo saber qué bono es el más apropiado para ti

 

Deberás pensar en cuál va a ser tu forma de apostar, y contrastarlo con las condiciones que te ofrece cada casa de apuestas. A continuación te damos algunos consejos:

 

  • Tipo de bono. ¿Te interesa un bono clásico que puedas ir liberando progresivamente? ¿O por el contrario prefieres beneficiarte de inmediato de algún tipo de apuesta gratuita? ¿Puedes aprovechar alguna cuota mejorada que te ofrezcan como oferta? Los bonos clásicos suelen ser más rentables a largo plazo, pero en ocasiones cuesta tiempo y esfuerzo liberarlos. Piensa en cómo vas a apostar para elegir la modalidad de bono.

 

  • Cuánto vas a apostar: ¿Podrás cumplir los requisitos de rollover en el tiempo indicado? Si no es así, tendrías que optar por un bono con un rollover inferior o con más tiempo para cumplir las condiciones.

 

  • Limitaciones de "cuota mínima" o "mercados calificables": ¿tienes pensado apostar a cuotas bajas o a alguno de los mercados que no califican para los requisitos del bono? En ese caso, mejor cambia de casa de apuestas, pues si no te costará mucho liberar el bono.

 

  • ¿Puedes permitirte más de un bono? En general, apostar en más de una casa de apuestas es algo muy positivo para poder aprovecharte de las ventajas de cada una. ¿Cuántos nuevos depósitos puedes hacer con el dinero del que dispones para apostar?

 

  • Características intrínsecas de la casa de apuestas: el bono de bienvenida, si bien es importante, no lo es todo. También influyen las características generales de la casa de apuestas. Por ejemplo, ¿están disponibles los mercados a los que quieres apostar? ¿son cuotas razonables? ¿se te permite utilizar el método de depósito o retirada que deseas? ¿tiene su web una intreface con la que te sientas cómodo? Si tienes pensado apostar desde el móvil, ¿tiene la casa de apuestas una plataforma móvil adecuada?.

 

Conclusiones

 

No hay un bono "mejor" o "peor". Para elegir el más apropiado para ti, deberás hacer dos cosas. En primer lugar, pregúntate cómo vas a apostar: invertirás tiempo a diario, serán apuestas aisladas, usarás cuotas bajas, buscarás mercados poco usuales, etc. Por otro lado, estudia las características de los distintos bonos de bienvenida del mercado: qué tipo de bono son, qué condiciones de rollover o cuota mínima te exigen, de cuánto tiempo dispones para liberar el bono, etc. Para esta tarea, te resultará especialmente útil consultar el listado de bonos que te ofrece elBonopolio.es:

 

 

 

 

 

Al igual que para las apuestas en general, deberás invertir tiempo en elegir el bono adecuado. Sólo de esta forma podrás aprovecharlo al máximo y liberarlo fácilmente.

Bet365 es un ejemplo de casa de apuestas que te ofrece un bono clásico del 100% hasta 100€.

Betfair te ofrece un bono de bienvenida del tipo "Apuesta gratis".

Ejemplo de oferta del tipo "Cuota mejorada" (de 888Sport.es).

© Elbonopolio.es

2017 Todos los derechos reservados